Mensajes inquietantes en un Libro de Mormón en Salt Lake City

Hace un par de días recibí un libro de segunda mano que había comprado. Abrí el paquete, cogí el libro, empecé a hojearlo y se abrió por una página que contenía un objeto: una pequeña hoja de papel.

Me encanta encontrar papeles u otros objetos (planos) en libros que han sido leídos por otras personas en algún momento del pasado. De algún modo, siento que nos conecta y me permite imaginar y jugar a adivinar cosas sobre ellas. En este caso, el objeto no era más que un pequeño trozo de papel en blanco que no daba mucho margen a la imaginación (o, quizá al contrario, permitía aventurar cualquier cosa). El papel en cuestión seguramente fue usado a modo de marcapáginas, sin más (yo mismo lo estoy aprovechando para eso ahora que estoy leyendo el mismo libro). Otras veces he encontrado notas escritas, tarjetas de visita, un sello, una pequeña fotografía, una hoja de árbol… una vez incluso cayó de entre las páginas un carnet de identidad caducado.

Hoja de papel encontrada en un libro usado

Es común encontrar textos sagrados de las religiones abrahámicas en muchos hoteles del mundo. En España no hay tanta costumbre, pero por ejemplo en países de Centroeuropa o América es habitual abrir el cajón de la mesita de noche y ver un ejemplar de la Biblia. El papel en el libro del otro día no me permitió adivinar mucho sobre el lector anterior, pero sí rescató de mi memoria las notas que encontramos en la habitación del American Best Value (hoy llamado Holiday Inn Express Salt Lake City Downtown), el motel de nuestra visita a Salt Lake City en 2014.

Llegamos al atardecer, hambrientos, y después de hacer check-in nos fuimos a cenar a la Rusted Sun Pizzeria (¡recomendado!). Después de la pizza estábamos rendidos porque habíamos pasado casi todo el día conduciendo, así que decidimos retirarnos temprano para estar a tope al día siguiente. G y los niños se fueron a la cama, yo me puse a escribir mis notas del día en la oscuridad y cuando terminé me dio por encender la luz y abrir el cajón de la mesita de mi lado de la cama.

El motel estaba en un lugar muy céntrico de la ciudad, en la misma calle (aunque quizá a un quilómetro) del Capitolio del Estado de Utah y a pocas manzanas de la enorme sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (los mormones, para los amigos). Por ello, no me sorprendió encontrar en el cajón una copia del Libro de Mormón. Lo que encontré al abrir la cubierta, sin embargo, sí que fue una sorpresa. Inquietante.

Libro de Mormón

Cinco hojas de papel escritas a lápiz. Las tres primeras eran casi iguales, así que quizá antes había más y otros huéspedes se las habían llevado. Una búsqueda rápida me hizo pensar que era un fragmento de una oración. Decían así: Are you alone? I will never leave you nor forsake you. Depressed? Casting all your anxieties on him because he cares for you.

La cuarta hoja decía Love you Louis. Ps. you are just like […]. La quinta, en letras grandes muy resaltadas, se limitaba a anunciar Dead people. Hum… ¿qué signica todo esto? En la contracubierta, también escrito a lápiz, un número de teléfono. ¿Llamo para intentar aclarar de qué va todo esto o vuelvo a dejar las notas en el libro, el libro en el cajón, apago la luz e intento dormir unas horas? La solución, buenas noches, intentemos no pensar mucho en ello.

Notas encontradas en el Libro de Mormón, en Salt Lake City

Sede de la Iglesia Mormona

Capitolio de Utah