Correr es de pijos en la Repúblika Srpska

Reconozco que no supe de la existencia de la Repúblika Srpska hasta poco antes de visitarla. La guerra de Bosnia me pilló con interés pero sin mucha edad ni internet a mano, así que en su momento profundicé poco más allá de los reportajes de Arturo Pérez-Reverte en el Telediario de Televisión Española.

Preparar el viaje, sin embargo, me llevó a leer bastante sobre el tema y a recuperar vídeos de aquella época y algunos documentales posteriores. El cerco de Sarajevo, el genocidio de Srebrenica, la batalla de Mostar, la Repúblika Srpska y otros conceptos que sonaban vagos o simplemente no sonaban. Visitar un lugar en el que se ha sufrido tanto y hace tan poco tiempo merece un acercamiento respetuoso, y un mínimo de respeto es intentar conocer lo que allí ha ocurrido. Comprender, aunque sea un poco.

La Repúblika Srpska es la parte de la República de Bosnia-Herzegovina que quedó en manos serbias al final de la guerra. Los acuerdos de Dayton establecen que esa zona pertenece a Bosnia y no a Serbia, pero la diferencian de una segunda área llamada Federación de Bosnia-Herzegovina. Srpska no es precisamente una palabra fácil de pronunciar, pero también podemos denominar a ese territorio República Serbia de Bosnia-Herzegovina.

Repúblika Srpska

Entramos a Bosnia desde Croacia por Brgat Donji y casi enseguida llegamos al cartel de bienvenida a Srpska. Desde ese momento todo pasó a estar escrito usando el alfabeto cirílico serbio, así que los temas de orientación se nos complicaron un poco. De todos modos nuestro objetivo estaba cerca y pudimos llegar sin más complicaciones a Trebinje, donde pensábamos pasar la siguiente noche. Требиње.

La pequeña ciudad estaba animada y pasamos la última parte de la tarde paseando por el centro. Llegamos a una gran plaza central, pegada a un trozo de muralla, que a la mañana siguiente veríamos ocupada por un mercado de fruta y verdura. Un hotel bastante suntuoso para lo que uno esperaría en ese lugar, algunas cafeterías llenas de gente y el propio centro de la plaza concentraban la actividad recreativa. En este último lugar, decenas de niños perseguían a las palomas, pegaban patadas a alguna pelota o simplemente corrían y se perseguían entre ellos. Nuestros hijos se integraron en esa dinámica y nosotros nos sentamos en un banco a contemplar todo el cuadro. Es bonito estar en un lugar en el que eres parte integrante y espectador lejano al mismo tiempo.

Repúblika Srpska | Trebinje | Mercado

Imitando lo que hacían muchos locales, cenamos un trozo de pizza por allí mismo y nos retiramos a la casa en la que habíamos alquilado una habitación. Allí mismo, unas horas antes, el propietario (un bombero que cuando no estaba de servicio se movía por la ciudad en ciclomotor) nos había invitado a un café y a un buen plato de sandía mientras hablábamos de tópicos en una especie de inglés. En los alojamientos de Bosnia siempre te ofrecen café, un poco de comida y algo de conversación cuando llegas por primera vez.

A la mañana siguiente me vestí de corredor y me fui a trotar por la ciudad entre las miradas de extrañeza de la gente con quien me cruzaba. En casi una hora de trote no vi a nadie practicando la misma actividad, así que no debe ser algo que se estile. Seguramente esa gente tiene maneras menos pijas de mantenerse en forma.

A mi me fue bien, sin embargo, y me permitió ver lugares que no habíamos visitado la noche anterior. El parque Gradski, por ejemplo, que alberga varias estatuas dignas de ver. La más remarcable, sin duda, es la que conmemora la segunda guerra mundial. Allí mismo está la iglesia ortodoxa de la ciudad, que es impresionante. En realidad todas las iglesias ortodoxas que he visitado me han parecido impresionantes: enormes cruces doradas, grandes murales, amplios espacios desnudos de objetos…

Repúblika Srpska | Trebinje | Monumento de la Segunda Guerra Mundial

De regreso pasé por delante del parque de bomberos y me acordé del propietario de la casa donde mi familia estaba desayunando. En el exterior, un camión con muchos años encima estaba aparcado esperando la siguiente emergencia. ¿Estaría él al volante cuando eso ocurriera?

Repúblika Srpska | Trebinje | Camión de bomberos