Azufre y bacterias en el Parque Nacional de Yellowstone

Finales de agosto de 2014. Estamos en uno de los lugares más visitados del mundo pero de algún modo tenemos la sensación de estar aislados. Parque Nacional de Yellowstone, EL parque.

Salimos a las 4 de la madrugada de Salt Lake City con la intención de hacer una maratón de conducción y poder aprovechar al máximo el primero de los dos días que pensamos dedicar al parque. Es poco tiempo. Suficiente si vas en ruta y tienes bastantes otros lugares a visitar, pero también podrías pasar varias semanas paseando por allí y no lo habrías visto todo. Tan enorme es.

Decía lo de estar aislados porque bastante rato antes de entrar a Yellowstone nos quedamos sin cobertura en el móvil y no la volveremos a recuperar hasta un par de noches después, casi llegando al extraño motel rosa de Livingston en el que dormiremos. Pero antes habrá que hacer noche en Dubois (Wyoming), el primer lugar habitado que encuentras saliendo de Yellowstone por el sur. Está a casi dos horas del centro del parque y es un pueblo muy pequeño, así que si necesitas un sitio con cierta oferta comercial y de servicios te tienes que ir a Casper (a tres horas de Dubois y a casi cinco del centro de Yellowstone). Deep America, que no surja ninguna urgencia.

Entramos a Yellowstone por Idaho, aunque casi todo el parque está dentro del territorio de Wyoming. Salir tan temprano ha sido un acierto porque los niños se despiertan cuando ya estamos en la cola de venta de entradas (o de comprobación de pases, en nuestro caso).

Al poco de entrar cruzamos el continental divide, que es la divisoria hidrológica que separa las cuencas que van a desembocar a los dos océanos con los que limita el continente, y casi enseguida empieza a diluviar. Mala cosa cuando te dispones a visitar por primera y seguramente única vez en tu vida el supervolcán más grande del continente, que además está activo y has leído que si entra en erupción generaría una explosión mucho más grande que cualquiera que el ser humano haya registrado, pulverizaría cualquier cosa a más de 60 quilómetros a la redonda y causaría un invierno nuclear de campeonato. Consuela un poco saber que si ocurre durante nuestra visita desapareceremos sin sufrimiento, y también tener la certeza de que la lluvia que está cayendo irá a parar al Océano Atlántico (no porque nos guste más que el Pacífico, sino por conocer el dato). Pero aún con esos atenuantes, la lluvia nos fastidia bastante.

Continental divide en Yellowstone

Aguacero o no, hemos venido a jugar y nos vamos parando donde vemos humaredas más grandes (de todos modos la lluvia nos irá dando treguas). Por aquí y por allá salen borbotones de agua hirviendo, naturaleza a lo bestia pero ni se nos ocurre pasar más allá de la valla o los avisos de prohibición. Instinto de supervivencia, no seríamos los primeros en disolverse por sorpresa pensando estar pisando inofensiva y delicada hierba.

Hay lugares en los que la mezcla de agua hirviendo con minerales invita a no acercarse por el olor que desprende. Donde hay azufre, por ejemplo, huele a huevos podridos. En otros el olor no es tan acusado pero en cambio te quedas maravillado por los intensos colores. El rojizo, sorprendentemente, lo producen las bacterias que viven en esas aguas aparentemente tan poco acogedoras. La estrella en ese sentido es Grand Prismatic Spring, que seguro que habrás visto mil veces, aunque no tiene la explosividad de los geyseres. Alrededor de todo ese cocido, miles de árboles yacen vencidos por la agresividad del hábitat.

Geyser en Yellowstone

Azules en Yellowstone

Árbol caído en Yellowstone

Llegamos a Dubois más allá de las 19.30h. Motel Super 8, tiene wifi: ¡bien! Es importante porque el motel está un poco apartado del pueblo y, aunque tenemos comida, vamos a intentar guardarla para mañana y buscar un restaurante para cenar. Todo el mundo está muy cansado, así que cuando Google Maps me informa de que hay una pizzería decido dejarlos a todos allí y acercarme a por un par de pizzas.

Dubois es pequeño pero como ya he dicho es el primer lugar habitado en una gran extensión de terreno. Debe ser por eso que lo poco que hay parece orientado a los muchos visitantes que pasan por el lugar yendo a o volviendo de Yellowstone: tiendas de recuerdos, de ropa, varios restaurantes. Sin embargo, está todo cerrado excepto la pizzería y un café. Me acerco a la primera contento por mi buena fortuna para salir al cabo de un minuto totalmente contrariado: cerramos a las 20.00h y ya no es posible hacer pedidos. Insisto, pero no consigo nada, así que aunque todavía son las 19.50h regreso al motel sin siquiera acercarme al café a compartir mi fracaso y comer la parte de provisiones que me toca.

Dubois, Wyoming

Ciervo hecho con cuernos de ciervo, en Dubois

Descansados y aseados dejamos el pueblo para pasar la segunda jornada en Yellowstone. Otra vez casi dos horas de viaje solo para llegar a la entrada, y durante ese trayecto de hecho se cruza otro parque nacional: el Grand Teton National Park. Hace pocos días estábamos a 46 grados en el desierto, pero ahora aparece de repente una nevada que nos hace ralentizar mucho la marcha para no acabar el viaje antes de hora. Este viaje tiene de todo, es realmente divertido 🙂

Coche con nieve camino a Yellowstone

La pregunta es obligado cuando uno ha estado en esta zona de Estados Unidos, y nuestra respuesta es clara: no, no hemos visto al Oso Yogui. Sin embargo nos hinchamos a ver manadas de búfalos y también pasamos unos minutos cerca de un ciervo que parece estar de muy buen humor.

Búfalos en Yellowstone

Ciervo risueño en Yellowstone

Además de aguas calientes, Yellowstone es una maravilla si hablamos de bosques, ríos y vegetación. Precioso. El segundo día lo dedicamos a esta parte: del Yellowstone Lake siguiendo hacia el norte acompañando al Yellowstone River parando en Canyon Village, Tower Junction y Mammoth Hot Springs. Nos despide un bonito arco iris. Ya solo queda cruzar el Paralelo 45 (mitad de camino entre el ecuador y el polo norte), entrar a Montana y conducir hasta dar con el Budget Host Parkway Motel, el lugar rosa que he mencionado al principio.

Yellowstone River

Arco iris en Yellowstone

Paralelo 45

Budget Host Parkway Motel